☑️ ¿Qué supone el nuevo roaming?

El roaming finalizará en la Unión Europea tal como lo conocemos a partir del próximo 15 de junio. Los operadores europeos no podrán cobrar a sus clientes por el servicio de itinerancia que permite enviar o recibir llamadas en el extranjero.

Por tanto, a partir de dicha fecha todas las compañías deberán ofrecer a sus usuarios la posibilidad de consumir sus tarifas en Europa igual que si lo hicieran en su país de origen. La nueva medida se aplicará a los 28 países miembros de la UE, además de Noruega, Liechtenstein e Islandia.

Varios operadores ofrecen  roaming gratis desde hace un tiempo, como Vodafone desde finales de 2015, antes de que se convierta en una obligación para todos. La idea es que el cliente pague el mismo tanto en su casa como cualquiera de estos países: si por ejemplo dispone de 2 GB de datos móviles, su consumo se descontará de esta tarifa al utilizarlos en el lugar de destino.

Como evitarán abusos los operadores?

Las compañías telefónicas estarán atentos para evitar que sus clientes realicen un roaming permanente durante estancias largas en los países miembros. También se tendrá especial atención con aquellos que busquen contratar una tarifa mucho más barata en otro país con el fin de utilizarla de forma continuada a su lugar de residencia. Una de las maneras será pedir a los usuarios que acrediten dicha residencia en el país donde se contrata la tarifa.

Por otra parte, se vigilarán los periodos de funcionamiento de la tarjeta de identificación de abonado. En caso de que se haya hecho un uso exclusivo del roaming durante cuatro meses seguidos, el operador se pondrá en contacto con el cliente para pedirle explicaciones, las que deberá dar en un margen de dos semanas. En el caso de confirmarse un abuso de roaming constante, al usuario se le aplicarán los costes estipulados en los límites al por mayor establecidos por la UE.

roaming-ahorro

Estos límites son las tarifas máximas que los operadores se cobrarán entre sí. Se tratan de precios al por mayor que se rebajarán este año y lo seguirán haciendo progresivamente en los próximos cinco años. De este modo, la tarifa de datos se rebajará de 50 euros por GB a 7,70 euros (más IVA) hasta llegar a los 2,50 euros / GB fijados para el 2022.

Con las llamadas pasará igual, se reducirán de 0,05 euros por minuto a 0,032 euros y SMS tendrán un techo de 0,01 euros por mensaje.

Se verán afectadas las tarifas locales?

A las compañías españolas no les beneficia la reducción de precios mencionada (España dijo no en la votación parlamentaria del “roaming como en casa”). El turismo tiene una parte importante de la culpa: las llamadas, mensajes de texto y datos descargados que se consuman dentro del Estado por parte de los turistas los supondrán un coste adicional a los operadores locales respecto a sus competidores europeos .

Esto supone una clara desventaja teniendo en cuenta la afluencia turística que tiene el país. Este inconveniente recaerá probablemente en los clientes de España, que podrían ver subidas en sus tarifas.