☑️ Los pros y contras del autoconsumo energético

Si habías pensado en generar tu propia energía te conviene saber los cambios introducidos en el autoconsumo energético. Instalar paneles solares o molinos eólicos para contaminar menos dejará de ser una opción económicamente viable. La última reforma energética aprobada por el Gobierno ha fijado un peaje de respaldo que penaliza más que incentiva el autoconsumo. 

Parece evidente que el ahorro en la factura energética no será el motivo que decida la inversión en energías renovables. A partir de ahora pesará más en esta elección el interés en utilizar energías menos contaminantes para proteger el medio ambiente y ser más eficientes porque el usuario deberá pagar un peaje de respaldo, que grava la energía que se autoconsume de manera instantánea.

Después de varios meses a la espera de la regulación del balance neto, que fija un sistema de trasvase de la energía excedente a la red que puede ser recompensada cuando la planta propia no produzca como ocurre en otros países, aquí se va a implantar un sistema de pago instantáneo. Con este peaje, la Unión Fotovoltaica Española (UNEF) ha reconocido que el periodo de amortización de una instalación de autoconsumo doméstica aumentará de 12 a 35 años de media.

Las asociaciones vinculadas con las energías renovables, consumidores y asociaciones ecologistas han mostrado su rechazo a esta nueva regulación del mercado energético. La Plataforma para el Impulso de la Generación Distribuida y el Autoconsumo Energético, donde están integradas la Asociación Empresarial Eólica (AEE), la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) y la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), entre otras, cree que esta nueva normativa limita el autoconsumo y a las energías renovables, porque el autoconsumidor tiene que pagar por cada kilovatio generado aunque sea para su consumo.

Con la fijación de este peaje, el objetivo de “consumir tu propia energía” que preconiza la Plataforma es más caro y, por tanto, menos eficiente y rentable. Por este motivo, ha solicitado al Gobierno que tenga en consideración sus alegaciones de cara a una modificación del Real Decreto, que considera “contrario” a las Directivas Europeas.

La Organización de Consumidores (OCU), defensora del autoconsumo energético, ha pedido también al Gobierno la revisión de la normativa al considerar que el sistema fijado boicotea el autoconsumo. En primer lugar porque el autoconsumidor no puede vender la energía sobrante a la red, es decir, que se pierde.

Y en segundo lugar, porque el peaje de respaldo obliga al autoconsumidor a pagar de nuevo por la potencia contratada en su factura eléctrica. La Unef ha calculado que el peaje de respaldo que se pagará por generar energía en un domicilio será un 27% más alto que si se opta por el consumo convencional y se abona el peaje por el uso tradicional de la red.

Esta regulación del autoconsumo termina con una de sus principales ventajas, abaratar el coste de la energía, algo que en tiempo de crisis como ahora se valora todavía más por el consumidor. Sin embargo, lejos de conseguir un ahorro en la factura eléctrica los autoconsumidores deberán inscribirse en un registro y pagar los correspondientes peajes porque si no podrían ser sancionados con multas que pueden alcanzar los 30 millones de euros.

En otros países como Estados Unidos u Holanda se incentiva el autoconsumo energético a través de la bonificación de los peajes y del balance neto que es la posibilidad de verter la energía sobrante en la red y poder recuperarla cuando la necesite o incluso venderla a la compañía eléctrica. Un sistema que, de momento, en España no será implantado.

Sube la luz en función de la energía contratada

Y por si fuera poco, a partir de este mes de agosto ha subido el recibo de la luz un 3,2% de media aunque no para todos los consumidores, en algunos casos la subida será mayor pero en otros incluso pagarán menos.

Esta diferencia se debe a que en esta ocasión no se trata de una subida sino de un cambio en el modelo de facturación. Ahora tendrá más importancia en el recibo de la luz el término fijo o potencia –donde se aplica esta subida- que el variable o consumo de la energía, que baja.

De esta forma, las segundas residencias pagarán más de acuerdo a la potencia contratada aunque no tengan consumo mientras que en una casa donde esté ajustado el consumo a la potencia contratada se pueden conseguir importantes rebajas.

Así que toca hacer números, revisar la factura eléctrica y comprobar en primer lugar la potencia que tenemos contratada, el consumo que hacemos y si existe una gran diferencia quizás convenga reducir la potencia contratada para así pagar menos en la factura de la luz.

☑️ Los pros y contras del autoconsumo energético
5 (100%) 1 vote