Saltar al contenido

☑️ Electrolito en las baterias

Electrolito en las baterías

Químicamente, un electrolito es una sustancia que contiene iones libres, lo cual hace que sea conductora de la electricidad, por este motivo se los llama también soluciones iónicas. Comúnmente un electrolito será una disolución que contiene un ácido, una base o sales.

Este término es muy importante en procesos fisiológicos y eléctricos. Obviamente en esta web nos ocuparemos del electrolito como componente de las baterías.

El electrolito como componente de las baterías

En baterías, el electrolito es mayormente Ácido sulfúrico diluido en agua destilada, este puede presentarse de diversas formas dependiendo de las características técnicas de la batería. Enumeraremos los tres tipos:

  • Electrolito en estado liquido
  • Electrolito en estado gel
  • Electrolito en estado solido

El electrolito liquido es una solución sencilla formada por agua destilada y ácido sulfúrico en una concentración aproximada del 32%. La densidad del electrolito es variable, y un muy buen indicador de la cantidad de carga que tiene la batería, asi pues, si el electrolito tiene un densidad de 1250 a 1290 estará totalmente cargada.

Si el densímetro nos muestra un valor de 1200 significa que esta a media carga, en cambio si marca menos de 1100, estaremos ante una batería descargada.

Existen falsos “mitos” de que las baterías necesitan un cambio de electrolito al cabo de un tiempo dando servicio, esto es totalmente falso, ya que el ácido sulfúrico no sufre cambios, llegado el caso lo único que hay que añadir es agua, que debido a la evaporación, se pierde, aumentando la concentración de ácido y llevando a la batería a un mal funcionamiento.

Electrolito en las baterías densimetro

Si queremos comprobar el estado del electrolito, podemos usar un densímetro o hidrómetro, teniendo en cuenta los valores que hemos visto antes y de tener la batería cargada.

Otro tipo de electrolito es el gelificado, en el cual se añade sílice amorfa al liquido, convirtiéndolo en un gel el cual ofrece una mayor estabilidad y resistencia a la autodescarga. Normalmente las baterías con esta tecnología incluye vasos regulados por válvulas, lo que viene a ser, baterías libres de mantenimiento.

El tercer grupo es el de electrolitos sólidos, esta avanzada tecnología se basa en embeber el electrolito en fibras. La principal ventaja de este tipo de baterías es que se pueden instalar en cualquier posición ya que evitan el derramamiento del ácido.